Tantas ganas tenía de hacerme un petardo, que sonrie

5 min | Categorías: Don Porno
Descripción

La puta de mi jermu es una reventada que esperó a que llegara del trabajo y ni bien puse un pie en mi casa empezó a frotarse sobre mí como una gata en celo. Parece que la putona estuvo pensando en mi verga durante todo el día porque no pudo ni esperar a que sacara los zapatos que ya la tenía encima de mí, pidiéndome que me la cogiera con todas mis fuerzas. Tan desesperada estaba la atorranta que no me quedó otra más que darle el gusto y empomármela bien hasta el fondo de la concha a ver si con eso se le bajaba la calentura que tenía encima. Tantos pijazos le metí a la guacha que no pudo parar de gemir como una cerda de principio a fin.