Tan caliente estaba por cogerme a esta guacha que no me aguanté las ganas de llenarle de leche las tetas.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Tan caliente estaba por cogerme a esta guacha que no me aguanté las ganas de llenarle de leche las tetas.

Cuando se me dio la oportunidad de cogerme a esta flor de atorranta que mi vecina del peso de arriba de mi departamento, la verdad es que la pija se me puso morada de lo dura que quedó ni bien vi ese lomo en bolas y listo para que me lo empomara. Esta turra es toda una yegua alzada y por suerte para mí, estaba bien regalada en el momento en que me abrió a puerta y me invitó a pasar a su casa. Le di tantos pijazos bien adentro de esa concha peluda y apretada que tiene que cuando me quise acordar ya no me aguanté las ganas de acabarle en las tetas y llenarle de leche caliente las gomas gigantes.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed