¡Por fin la putona de mi jermu me entregó el ojete para que se lo dejara todo abierto y bien dolorido de tantos pijazos!

12:35 | Categorías: Rubias19
Descripción

La zorra de mi jermu se resistió lo más que pudo pero al final hizo lo que tanto le venía pidiendo desde hacía un tiempo largo que era entregarme el orto. La guacha se resistió por años a darme el culo con la excusa de que tenía miedo de que le doliera o que no se sentía preparada todavía para tener sexo anal. Después de decírselo de mil formas, por fin la mosquita muerta agarró viaje y me dio lo que yo quería. Esa noche fue especial y es por eso que decidí dejar registro con mi celular de la buena empomada que le di a la putona atorranta que, lejos de quejarse o de tener inseguridades, a la hora de enterrarle la pija bien adentro de ese orto, la yegua alzada lo disfrutó a más no poder.