No le pude dar trabajo pero sí se comió mi pija

5 min | Categorías: Babosas , Maduras
Descripción

Esta mujer venía buscando chamba de casa en casa. Le dije que necesitaba que me planchara unas cosas, yo creo que nunca se imaginó que lo único planchado al final del día, iban a ser sus nalgas de putona. La cosa se puso cachonda cuando le saqué mis calzones entre la ropa y como que la zorrita se empezó a imaginar como se veía mi paquete colgando ahí. Le dije que para que imaginar si lo podía tener en carne viva y que me toma la palabra, terminamos garchando como locos en la habitación que comparto con mi esposa, lo bueno que mi esposa se fue varios días de la ciudad por su trabajo, ya mañana vuelve esta mujer a plancharme unas cosas más.