Mi hermana llegó borracha del boliche y garchamos como nunca

5 min | Categorías: Cerdas , Incesto
Descripción

La atorranta de mi hermana salió a bailar con las putas de las amigas y cuando volvió a mi casa estaba tan en pedo que no sabía ni dónde estaba parada. Es por eso que se equivocó de habitación y terminó entrando a mi cuarto, a mitad de la madrugada, encendiendo la luz y por tanto despertándome al pedo. Cuando la pendeja trola me levantó de golpe, me calenté tanto por la situación que no me quedó otra más que agarrarla lo más fuerte posible por las caderas y tirarla en la cama, para darle una lección que no olvidaría fácilmente. Ahí nomás le enterré mi pija re dura por su conchita apretada, dándole pijazo tras pijazo, sin parar hasta dejarle la argolla toda dilatada de tanta murra.