Mi compañera de laburo haciéndome alto petardo

2 min | Categorías: Muy zorras
Descripción

Mi compañera de laburo se separó del dorima hace un tiempo y desde ese momento que no para de voltearse muñecos por el camino. Esta vuelta empezó con los de la oficina y por suerte para mí, la trola puso sus ojos sobre mí. Es así que, una vuelta que la llevé hasta la casa a la salida del laburo, la puta me dijo de pasar a tomar un café como agradecimiento por haberla dejado en su casa. Al toque me di cuenta de que la cosa venía por otro lado, y enseguida subí hasta el departamento de la conchuda, listo para pasar una tarde bien copada. Fue así que la zorra, ni bien pude un pie en la casa, se dispuso a hacerme la tirada de goma más zarpada de toda mi vida.