Me subestimó pero vio mi chota y no paró hasta beber leche

2 min | Categorías: Beeg , Petardas
Descripción

La pendeja puta que conocí en el boliche de Ramos Mejía la semana pasada se hizo la viva conmigo y me trató de medio boludo porque soy del interior. Lo que no sabía la putita era que tenía un as debajo de la manga. Por eso cuando me la llevé al reservado para tratar de arrimar lo más posible el bochín y ahorrarme unos mangos del telo, la muy zorra se llevó la sorpresa de su vida. Con esa carita de nada y esos ojos azules, la turra se me prendió a la pija y empezó a chuparla como loca aprovechando que no había nadie de seguridad. Al toque le metí la chota entera en la jeta para ver qué tan gauchita era esta gata.