Me inspiré y le chupé bien la conchita rosada a la atorranta de mi cuñada que hacía bastante tiempo que le venía teniendo ganas.

3:45 | Categorías: Rubias19
Descripción

La puta de mi cuñada es una hembra alzada que anda calentando porongas a su paso. La mina tiene cero códigos y la verdad es que a mí me importa poco que se trate de la hermana de mi jermu. Mientras que la flaca me de lo que quiera y cuando lo quiera, a mí eso no me interesa. Es tan gauchita esta putona que esta vuelta quise darle un gusto a ella y me dediqué a chuparle bien suave la argolla. Ese clítoris estaba todo paradito y rosado de lo caliente que estaba la perra. Tan bien la pasó la zorra que mientras que yo almejeaba por ahí abajo la guacha no paraba de gemir como toda una cerda.