Conchita de chica que limpia la casa queda rota y cremosa

16:25 | Categorías: Jovencitas , Teatro Porno
Descripción

Mi empleada doméstica es una pendeja chaqueña que no mide más de 1,40. Siempre me llamó la atención lo petisa que es y desde hace un tiempo quiero probar la teoría de que las petisas son calentonas. Es por eso que llamé a la guacha hasta el living y le pedí que se pusiera en bolas. La mina es tan chúcara que al toque obedeció a su patrón e hizo exactamente lo que le pedí sin chistar. Se abrió bien de gambas en cuclillas y ahí nomás le fui colando mis dedos para que la concha se le fuera mojando. Cuando noté que esa argolla ya estaba bien lubricada, ahí nomás le metí la verga de una. Grave error, porque la pendeja empezó a gritar que le dolía. Tuve que ir despacio pero sin pausa y recién ahí le dejé bien rota y llena de leche esa conchita diminuta que tiene la muy puta.