La puta de mi jermu, embarazada de siete meses y todo, no para de pedirme pija cada vez que vuelvo del laburo.

1:40 | Categorías: Muy zorras
Descripción

Esta atorranta es mi jermu que, desde que está embarazada está más caliente que nunca. La guacha espera atrás de la puerta todos los días a que llegue del laburo para tirarse sobre mí de palomita, pidiéndome que le entierre la pija por la concha. La verdad es que la conchuda está tan buena, y con lo que me encanta llenarle de leche esa argolla, que no me puedo resistir a que me esté persiguiendo para que le orgasmo tras orgasmo. La trola, con esa panza de siete meses y todo, mueve el orto que da calambre cuando se monta sobre mí y es por eso mismo que desaprovechar su cajeta sería casi un atentado contra mi poronga.