La amiga de mi vieja quedó embobada ante mi gruesa chota

5 min | Categorías: Cerdas , Maduras
Descripción

El otro día fui a casa de mi mamá y tenía de visita a su amiga Milagros. La muy puta aprovechó el primer momento que estuvimos solos para quitarme el número de teléfono, ella quería que la garchara así como desde que tengo memoria. Como me gustan las maduras organicé todo para coger. Cogimos tan bien que quedó satisfecha y yo también y le dejé todo el ojete re abierto con mi pija.