Esta turra tardó días en recuperarse de este soberbio anal

1 min 1 sec | Categorías: Teatro Porno , Videos Caseros
Descripción

Mi jermu aflojó de una vez y me habilitó el orto para que se lo dejara bien lleno con mi leche tibia, toda para ella. Estábamos garchando como siempre y de repente la putona se puse en cuatro, bien abierta de piernas, y me dijo que ese culo goloso que tiene pedía una pija por fin. Me bastó verle el agujero del orto medio abierto, como llamándome, para que la poronga se me pusiera bien dura y venosa. Enseguida encaré para ese terrible rosquete y le metí la pija en seco para que la turra me sintiera bien mientras le iba rompiendo el culo de a poco. Tanto me la garché que la guacha al final no podía ni levantarse de la cama porque decía que sentía que se le iba a caer el culo de lo abierto que se lo había dejado.