Con ese ojete goloso no me quedó otra más que romperselo

| Categorías: Rubias19 , Sexo Anal , Teatro Porno
Descripción

La rubia tarada que me cogí la verdad es que no pudo haber sido más atorranta. La chetita es una guacha del barrio que hace poco que se mudo y ya se viene bajando muñecos a lo loco, según las malas lenguas. Lo mejor de todo es que ni guita para el telo necesité para empomarme a esta fiera en celo sino que ella misma me hizo pasar a su casa, una vuelta que sus viejos no estaban. La verdad es que esa fue la primera vez que me ensarté un culito tan fino y tan jugoso así que s eme ocurrió que sería buena idea filmar el momento en que me la empomaba para después compartir el video con todos.