Con cada brutal cojida mi tía me pervierte más

8 min | Categorías: Maduras , Poringa
Descripción

Cada vez que mis viejos no están en casa aprovecho para llamar a la puta de mi tía que vive en la otra cuadra, para hacerle lo que se me cantas las pelotas a la madura putona. Resulta que desde que el marido la dejó por una pendeja, mi tía está como loca tirando la chancleta, cosa que me viene al pelo para sacarme la calentura cada vez que quiero. Más allá de que la mina coge como los dioses, producto de lo zorra experimentada que es, lo que más me gusta hacer es chuparle la concha. Ver cómo se le va mojando la argolla con cada lamida de clítoris, es lo que más me calienta de esta atorranta zarpara a la que no le importa nada.