Aprovecho que mi jermu anda de buen humor para llenarle de leche el orto goloso que tiene y dejárselo bien dilatado.

6:14 | Categorías: Babosas , Sexo Anal
Descripción

La puta de mi jermu por fin entregó el orto y la muy perra me pidió que le metiera despacio la pija porque no sabía si le iba a molestar o no. Cuando vi que la muy zorra se acomodó sobre el sillón del living con las gambas bien abiertas y la concha toda mojada de sólo pensar en mi poronga, me calenté tanto que se me paró la verga y claramente se me olvidó la recomendación de la puta. Primero le dí un par de sacudidas a esa argolla que ya estaba chorreando de la calentura pero después fui por el premio mayor y me la empomé bien hasta el fondo por ese culito diminuto que tiene la atorranta mientras ella gritaba del placer y del dolor.