Ah bueno, la alta trola de mi tía es una perra en celo a la que le encanta calentarme la pija para que me la coja.

6:12 | Categorías: Babosas
Descripción

Fui a visitar a la puta de mi tía a la casa y ni bien llegué la conchuda se puso a prepararme la merienda como hacía cuando era chico. La realidad es que la atorranta tenía otros planes para la tarde, que claramente no incluían tomar unos mates amargos. Cuando me quise acordar, la veterana calentona ya estaba haciéndose una alta paja sobre la mesada de la cocina, mientras me rogaba porque me la empomara ahí nomás tal y como hice la última vez que garchamos en su casa, metiéndole pijazos como loco hasta dejarle la argolla hecha una flor de lo dilatada que se la deje a la muy turra barata.